Rutas a pie y/o en bicicleta

Pals es un municipio donde encontramos una gran variedad de contrastes:  la villa amurallada, testimonio inalterable del paso del tiempo, invita al paseo lento y pausado por sus calles; las encinas y pinos de las montañas de Quermany ofrecen su sombra al caminante, y la cumbre las maravillosas vistes de la planicie; el camino viejo de la playa, entre dunas asentadas de pino blanco, nos acerca al mar a veces calmado y sereno, otras enfurecido; las “Basses d’en Coll” y los arrozales (incluidos en el Parque Natural del Montgrí, las Illes Medes i el Bajo Ter) endulzan el paisaje; el vaivén de los campos de secano recuerda el oleaje de un mar verde salteado por el rojo coral de las amapolas, y las huertas y cañizares nos acercan al carácter rústico, arisco y amable a la vez de la gente ampurdanesa.

Los cambios estacionales hacen que la luz cambie, que los cultivos es encuentren en diferentes etapas de crecimiento o que la tierra descanse,  es por ello que os recomendamos repetir porque siempre encontraréis, en estos itinerarios un paisaje nuevo para descubrir.”

Información adicional