EL RECINTO GÓTICO DE PALS

Dificultad: Baja
Duración: 1h 15’
Tipo de ruta: a pie
Recorrido: Recinto Gótico y paisaje.

Se trata de un itinerario totalmente urbano, corto pero intenso, de gran interés cultural dado que transcurre por el Recinto Gótico de Pals. Descubrimos calles y callejuelas. A lo largo del recorrido encontramos paneles con información y fotografías concretas del lugar.


Pasear por las callejuelas de la villa nos transporta directamente a la época medieval

Salimos desde Ca la Pruna a la C/ de la Creu, donde encontraremos el primero de los paneles. Podemos visitar la casa si se encuentra abierta. Es una casa fortificada del s. XV-XVI. Fue restaurada y actualmente está destinada a Casa de Cultura. Podremos visitar en su interior una colección de utensilios del campo, una sala destinada a exposiciones temporales de pintores y escultores y los utensilios del primer apotecario de Pals, el Sr. Desiderio Ferrer, cedidos por su nieto, el Sr. Mataró.

Continuamos por la C/ de la Creu hasta llegar a la Plaza Mayor. En este punto, encontraremos el arco gótico de entrada al recinto amurallado, el edificio del actual Ayuntamiento de Pals y la Oficina de Turismo desde donde les entregaran información detallada del municipio en diferentes idiomas.

Atravesamos el arco gótico y subimos por la calle Mayor, donde encontraremos las sepulturas medievales de tipo antropomórfico excavadas en la piedra natural. Datan de la época visigótica (s.V-VIII). Seguimos por la misma calle hasta encontrar un cruce, giramos a la derecha y subimos las escaleras  hasta llegar a la Torre de las Horas: una magnífica torre románica de planta circular s. XI-XII construida sobre un podio de roca natural. Su altura es de 15 m. Se denomina Torre de las Horas porque desde que se demolió el castillo en el s. XV, se colocó un campanario gótico en su parte superior. Se trata de la torre maestra y del vestigio más antiguo y que se conserva del castillo de Pals.

Seguimos paseando hacia la Iglesia pasando por delante del castillo. A finales del s.XV, después de la guerra civil catalana, el edificio se encontraba en estado ruinoso y, en el año 1478, el Rey Joan II comunicaba al Consejero de la Illa que para obrar, reparar y cubrir la iglesia concedía el permiso para aprovechas piedras del castillo. Sólo se conservó la “Torre del Homenaje”, dos puentes de arco rebajado que comunicaban diversas estancias de la fortaleza y la base sobre la cual se construyó la capilla de la casa. Actualmente, es la residencia privada de la familia Pi i Figueras. El Dr. Pi i Figueras era un médico natural de Pals establecido en Barcelona que adquirió el terreno donde antiguamente se había erigido el castillo de Pals, Aunque se trae de un edificio moderno, tiene las mismas características que el resto de edificios góticos que configuran el recinto.

Continuamos el paseo hacia la iglesia de Sant Pere que ya existía en el año 994. Parte de la piedra con la que se construyó, procede del antiguo castillo de Pals. Se pueden apreciar las diversas tendencias arquitectónicas: base románica (s.X-XI), ábside y nave de estilo gótico (s-XV), pórtico frontal barroco (s.XVIII), campanar y terrabastall también del s. XVIII.

Bajamos las escaleras de la Plaza de la Iglesia y podemos ver la Torre d’en Ramonet; encontraremos también un plafón explicativo; atravesamos la plaza, bajamos las escaleras para salir del recinto y, resiguiendo la muralla, llegaremos hasta el Pedró o Mirador Josep Pla, en honor al escritor palafrugellense que describió con gran acierto el paisaje de la llanura ampuradnesa. Gozaremos de las vistas al Pirineo, destacando el Canigó, los arrozales, Sant Feliu de Boada, Sant Julià, Palau Sator, el macizo del Montgrí y las Islas Medes.

Descenderemos las escaleras del Paseo Arqueológico Dr. Pi i Figueras por el lado de levante resiguiendo la muralla hasta llegar al antiguo Hospital donde encontraremos otro panel; seguiremos por la C/ Hospital hasta llegar nuevamente a la Plaza Mayor y desde allí regresaremos a la c/ de la Creu hasta el inicio de nuestra salida.