Patrimonio histórico y artístico

Pals es un municipio con un valioso patrimonio histórico. Paseando por el recinto amurallado, sentiréis la magia de las piedras, prácticamente inalteradas por el paso del tiempo. Encontraréis combinados, en perfecta armonía, el estilo románico, el gótico y el barroco. Podréis admirar los delicados trabajos de los antiguos maestros picapedreros y herreros en los relieves y arabescos,  en las verjas forjadas y perforadas al fuego… no importa si ya conocéis el pueblo, pues como decía el amigo Pla: … Pals no merece una visita sino cien visitas. En cada una de ellas, descubriréis un rincón donde se esconden detalles sorprendentes.

Sin embargo Pals no es sólo un recinto amurallado; encontraréis también un interesante conjunto de masías dispersas, algunas fortificadas, entre las cuales destacan: el Mas Roig, la Torre Pedrissa, el Cap dels Anyells, el Mas Tafurer, conocido como Molí de Pals, el Mas Gelabert, el Mas Jofre o Can Pou de ses Garites. También encontraréis la Torre Mora que desde el s. XV, ha sido testigo del ir y venir de la gente de mar, hoy rodeada de una zona boscosa equipada con mesas y bancos de uso público ideal para picnics y juegos infantiles..

Cuando hablamos de Pals, no podemos olvidar el arroz, imprescindible en la cocina y muy presente en el paisaje. Los campos de arroz ser convierten en espejos de primavera cuando el paisaje deslumbra por su luz y colorido mostrando su máxima belleza. Los caminos discurren entre los campos y ofrecen al visitante la posibilidad  de hacer excursiones a pie o en bicicleta. Los más osados, no pueden eludir la subida al macizo de Quermany,  altar de nuestro singular paisaje. Encontraremos las Minas d’en Bofill  que ofrecen aire fresco al caminante, innumerables canteras de época romana y, desde lo alto, podremos disfrutar de las más hermosas vistas al Empordanet (les Gavarres, los Pirineos y, como no, la playa y las Islas Medes). La Playa de Pals, amplia y arenosa,  invita a nadar, a practicar deportes náuticos, a jugar o simplemente dejarse llevar por el vaivén de las olas y descansar.

El esfuerzo de Pals por preservar su patrimonio, lo ha hecho merecedor de los premios y nominaciones detallados a continuación:

  • 1949 Pals es considerado BCIN (Bien Cultural de Interés Nacional)
  • 1973 Premio Nacional de Bellas Artes
  • 1980 Premio Nacional de Bellas Artes y Turismo
  • 1986 Medalla de Honor del Turismo de Cataluña, concedida por la Generalitat


¡Encontraréis, concentrado en Pals, el encanto de todo el Ampurdàn!